sábado, 20 de agosto de 2005

EL CASO DEL BURRO ASESINO



La historia es la siguiente, tal como consta en el documento publico, debidamente certificado, que precede estas líneas:

En la población de Almaden (España) el día 5 de diciembre de 1.993, a eso de las 10 a.m., por la carretera que pasa por la finca del querellante acertó a pasar un burro, de propiedad de uno de sus vecinos, el cual, viendo una burra que le pertenecía a aquel y que, al parecer, se encontraba en celo, saltó el alambre de la cerca y se metió al terreno, intentando copular con la burra y, “debido a las grandes dimensiones del aparato que le identifica como burro macho”, al realizar el acto, le produjo a la burra un derrame interior, y se desangró, muriendo como consecuencia de tal acto. La burra tenía un valor de 40.000 pesetas, aproximadamente. Preguntado el denunciante si tenía algo que denunciar, este afirmó que el acto fue sin su consentimiento y que responsabiliza al dueño del burro por tenerlo abandonado, por lo cual este debe sufragarle los gastos de la retirada y el enterramiento de la burra muerta. Hasta aquí el caso.

Aunque no pudimos averiguar nada más sobre el desenlace de tan singular asunto decidimos hacer el ejercicio imaginativo de cómo se habría realizado la investigación en nuestro país, en el caso de que se viese producido el burricidio en estas tierras. Pensamos que el asunto hubiese sido, mas o menos, así:

"El suscrito funcionario investigador, adscrito a la Fiscalía General de la Nación, en uso de sus atribuciones constitucionales y legales, decide avocar el conocimiento del presente ilícito y abrir la correspondiente investigación, para lo cual se adoptan las siguientes decisiones:

1. Se ordena la inmediata captura del burro causante del fallecimiento de la burra de propiedad del denunciante, con el fin de que sea puesto a disposición de este despacho, para lo cual se oficiara a los organismos de seguridad del Estado para que emprendan el operativo necesario a fin de obtener dicha captura.

2. Una vez efectuada la captura del burro en mención se ordena el decomiso del arma burricida, razón por la cual se conminará a los mismos investigadores que tengan a su cargo el operativo de captura del burro para que se sirvan practicar dicho decomiso, procurando por todos los medios a su alcance establecer las características, medidas, estado de funcionamiento y demás aspectos del arma homicida.

3. Se ordena oficiar a todos los organismos de seguridad del Estado para que certifiquen si el arma asesina se encuentra registrada y si se halla amparada con salvoconducto para su uso legitimo, solicitándoles se sirvan detallar, en caso positivo, el calibre, las marcas identificatorias y demás aspectos de dicha arma. Si es posible, incluir fotografía o dibujo a mano de este elemento.

4. Se ordena oficiar a todos los organismos correspondientes a fin de que certifiquen si el burro implicado presenta antecedentes o anotaciones anteriores por cuenta de acciones similares, para lo cual se incluirá fotografía del animal y del arma burricida, a fin de que, si es posible, las victimas de esos actos anteriores lo identifiquen plenamente.

5. Como quiera que la burra fallecida fue enterrada por su dueño ordénese la exhumación del cadáver a fin de practicársele necropsia medico legal y examen de burrística para determinar la causa de su muerte y las características, calibre, medidas y demás aspectos relevantes del arma causante de la muerte.

6. Ofíciese a la Registraduría para que produzca la baja de la cedula de la burra fallecida y envíe identificación del burro sindicado.

7. Líbrense los oficios correspondientes.

El Fiscal"


“Señor:
FISCAL SECCIONAL
Su Despacho

Ref.: Caso del burro asesino

En relación con el asunto de la referencia y en cumplimiento de lo ordenado en su respectivo oficio, los abajo suscritos investigadores adscritos al C.T.I. de la Fiscalía, nos permitimos rendir el siguiente informe:

1. En cumplimiento de la misión encomendada nos dirigimos al lugar de los hechos con el fin de averiguar sobre el paradero del burro que aparece como sindicado en este sumario.

2. Una vez localizado el lugar, por informes anónimos de la ciudadanía, pudimos detectar e identificar al burro en mención, el cual se encontraba pastando junto a otros de su especie en lugar cercano al del burricidio.

3. Ante la actitud sospechosa del burro los suscritos investigadores decidimos sorprenderlo para obtener su captura, pero al acercarnos pudimos observar que el sindicado no solo portaba consigo el arma asesina sino que la esgrimía en forma peligrosa, por lo cual, temiendo por nuestra integridad física, y hasta por nuestras vidas, decidimos alejarnos para esperar que el burro sindicado depusiera dicha arma.

4. Después de varias horas, aprovechando un descuido del sospechoso, pudimos sorprenderlo y capturarlo, razón por la cual nos permitimos informarle que el burro de marras se encuentra a su disposición en las instalaciones de estas dependencias.

5. En cuanto al examen del arma burricida, dada la gran dimensión de esta tarea, nos hemos permitido oficiar al Departamento de Burristica del C.T.I para que se sirvan designar peritos idóneos y conocedores del tema para llevarla a cabo.

Atentamente,

Los Investigadores.”


“Señor:
FISCAL SECCIONAL
Su Despacho

Ref.: Caso del burro asesino

En relación con el asunto en referencia y de acuerdo al oficio que nos fue remitido por el C.T.I de esta ciudad para rendir informe pericial sobre el arma asesina nos permitimos manifestarle lo siguiente:

1. En razón al calibre y las dimensiones del arma en mención fue muy difícil encontrar peritos que se hicieran cargo del asunto, por lo cual debió acudirse a dos expertos en mísiles, los cuales aceptaron la misión.

2. Una vez puesto el burro y el arma asesina a nuestra deposición los expertos intentaron acercarse al sospechoso para el examen de la susodicha arma, pero esta era esgrimida amenazadoramente por el sindicado, impidiendo la realización de dicha diligencia.

3. Después de varios intentos se logró que uno de los expertos se acercara al objetivo, pero al momento en que se disponía a examinar el aparato en mención este sorpresivamente se activó por la manipulación involuntaria del perito, razón por la cual el funcionario fue agredido sexualmente por el sospechoso, causándole gravísimas heridas internas que lo tienen al borde la muerte en el Hospital Departamental de esta ciudad.

4. En razón de lo anterior lamentamos informarle que ninguno de los funcionarios adscritos a esta dependencia, acepta la misión encomendada por su despacho, amenazando todos con renunciar irrevocablemente, incluso los suscritos, si se nos ordena nuevamente llevar a cabo tan peligrosa misión.

5. Anexo a este escrito me permito remitir a Usted el burro y el arma homicida para lo de su cargo.

Atentamente,

Los peritos.”


“El suscrito Fiscal, en ejercicio de las atribuciones constitucionales y legales correspondientes, y de conformidad con los informes que anteceden, decreta urgentemente, lo siguiente:

1. Declarar inocente de todos los cargos al burro que fue capturado durante el curso de esta investigación, al no poderse comprobar de forma técnica y científica que el arma que portaba fuera la misma que ocasionara la muerte a la burra fallecida el día 13 de los corrientes.

2. Ordenar la inmediata libertad del sospechoso, el cual será liberado en un lugar lo mas alejado de la ciudad y de este despacho, con el fin de preservar la integridad y el pudor sexual de este Fiscal y de los demás funcionarios de esta oficina ante el inminente peligro que corren por cuenta de tan peligroso animal.

3. Notifíquese y cúmplase.

El Fiscal.”

23 comentarios:

  1. Vopa:
    jajajaja
    Hacía tiempo no disfrutaba tanto de un entremés jurídico como el que cocinaste hoy. Manejas con maestría el quehacer jurisdiccional y conoces a fondo sus recovecos. Es un artículo para degustar y brinda más de una idea para explotarlo en el futuro en otros menesteres. Gracias por hacerme disfrutar la tarde de este domingo caluroso.

    ResponderEliminar
  2. La diligencia de examinacion de la presunta arma asesina bien se le podria encomendar a "Garganta Profunda". Dado el caso en que este agente no se encuentre disponible una volqueta del municipio bien podria, por su capacidad de abrirse,ser un reemplazo competente. De otro lado el que deberia estar en la carcel es el veterinario pendejo que atendio (lease dejo morir) a la no tan inocente victima.

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajajajajajajajaja, país de burros este... Lo triste es que entre burradas la justicia no sirve para nada en este país...

    ResponderEliminar
  4. :) :) :) me hiciste reir mucho con eso....buena mezcla de ingenio y terminos legales :)

    ResponderEliminar
  5. Jajjaa... hay qué ver la demagogia de los que firman como peritos y de los pronunciamientos en ese tono tan serio...

    ResponderEliminar
  6. A Marsares:
    Bueno, mi querido amigo, algun provecho habrá que sacarle a esta profesion, a veces tan ingrata. Y que mejor que gozarse uno esribiendo y hacer reir un rato a otros.

    A Jazz:
    Gracias por tu sugerencia para la investigación, aunque con esta escasez de investigadores, falta ver si Garganta Profunda se encuentra disponible. Por otra parte, me parece injusto tu concepto sobr eel veterinario pues mucho me temo que la burra falleció ipso facto frente al alevoso ataque de que fue victima, aunque debemos suponer que murio dichosa. Me alegra mucho saber que se rien por alla en las Escocias y que montan mucho en bicicleta, por supuesto.

    A No al Silencio:
    En realidad debo decir que esta investigacion fue muy bien llevada en comparación con otras que conozco. Pero tampoco exageremos.

    A Lucía:
    Gracias por tu visita y tu comentario.

    A Mal Ladrón:
    Los informes son fiel copia de los de la vida real. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Pues, se que usted es abogado y que sabrá de casos muy bien llevados, pero eso de que una mula o el ladrón de un esfero pague más carcel que los Rodriguez Orejuela, eso que alias "Don Berna" este "recluido" en una finca de yo no se cuantas hectáreas, y sobre todo eso que alguien demustre su inocencia despues de 20 años cuando ya no puede hacer nada son burradas. Y la Fiscalía debería aprender que las primeras noticias son las que más se riegan. Un saludo y gracias por su respuesta.

    ResponderEliminar
  8. Amigo No al silencio:
    En realidad, no quisiera salirme del contexto humoristico de este post para asumir una opinion sobre un tema tan serio y tan de fondo como el planteado por Usted. De todas maneras, aunque mi respuesta fue mas bien un sarcasmo, lo que quise decir es que muchas investigaciones judiciales revelan tanta ineptitud y negligencia de los funcionarios judiciales que el caso imaginario del burro de marras bien podria llegar a ser cierto. A rpososito, vie en la televison la semana pasada el caso de una vaca que fue retenida por causar un accidente o el del caso de los investigadores del DAS dedicados a desmantelar carteles de produccion de patos lucas, mickeys y otras caricaturas en Bogotá, habiendo en realidad tantos y tan graves asuntos de que preocuparse. Esperemos que podamos dar el debate necesario a este tema de los paras en un post mas apropiado. Gracias por su comentario.

    ResponderEliminar
  9. Excelente:
    Como abogada, estoy al borde de la lagrima, Es una satira fabulosa en contra de nuestro aparato judicial, tan eficiente en lo nimio y tan negligente en lo fundamental.
    Recomiendo su difusion.
    una preg? tuvo el burro un abogado defensor?

    ResponderEliminar
  10. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  11. A Lina Combariza:
    Definitivamente la historia de nuestro burro da para todo, hasta para las lagrimas. Aunque comparto su vision de lo que pasa en nuestro sistema judicial, que Ud. describe con exactitud. En cuanto al abogado, dudo mucho que tuviera un defensor porque evidentmente era un peligroso animal, capaz de atemorizar al mas curtido con su letal arma. Sin embargo, puedo averiguar, si tiene Ud. interes en asistirlo. Gracias por su visita y su comentario.

    ResponderEliminar
  12. BUENO...

    yo diria que el pobre burro sin duda debio ser condenado. De casualidad el Burro no respondia al apelativo de Diomedes?

    en fin. Y si, las investigaciones aqui en nuestro pais de LEGULEYOS son asi de ampulosas desde hace siglos, porque la forma siempre prima sobre el fondo.

    Vopa, muy buen humor. sabe que mi novia quiere que estudie derecho porque segun ella es mi carrera por lo Bien que argumento?

    Un saludo y cuenteme si su esposa Sobrevivio al curso de conduccion.

    Kozure

    ResponderEliminar
  13. A Kozure:
    Infortunadamente ignoro el nombre del burro, pero si Ud. quiere le ponemos Diomedes. Alguien conocido? Pienso que debe atender las sugerencias de su novia, las mujeres simpre saben mas que nosotros sobre ciertas cualidades y virtudes que a veces pasamos por alto. Y arranque los estudiso rapido porque hau por allimucho burro necesitando defensor.
    En cuanto a mi esposa, le informo quelo del curso quedó indefinidamente aplazado en razónal reciente parto de nuestro tercer hijo, a quien puede conocer en la fotografia del post CARTA A MI HIJO. Gracias por preguntar y saludos.

    ResponderEliminar
  14. querido Vopa:

    sobre lo de nuestro fiasco del Año, hago la siguiente precision:

    No se sabe quien se invento que el Piano man era un virtuoso del piano, aunque se sospecha del periodista del Mirror (que es la version Inglesa del Espacio) en complicidad con los Enfermeros y medicos.

    aun hay muchas preguntas flotando en el aire pro todo seguramente se develara. sin embargo, recojo lo que pablo prensa afirma. todos deseamos que aparezcan historias asi.

    Un saludo a su retoño y cuidese!

    Kozure

    ResponderEliminar
  15. A Kozure:
    Entonces resulta que al final la historia de mi burro es mas creible que la del man del piano. Y quien sabe cuantos embuchados mas nos habran metido y nos estaran metiendo por credulos.

    ResponderEliminar
  16. El irónico relato retrata muy bien los formalismos de nuestro sistema judicial y explica por qué los juzgados se atiborran de papeles y los expedientes llegan a ser tan voluminosos que se necesitan burros para cargarlos. No me alcanzo a imaginar cómo habría sido la escena en un JUICIO ORAL ahora que estamos estrenando sistema penal acusatorio.

    ResponderEliminar
  17. A Pablo Prensa:
    A veces la ironia o el humor es la mejor forma de retratar una realidad que supera la fantasia en muchas cosas. Al escribir este relato salió la noticia de que los juicios orales podian colapsar por falta de investigadores. Esto era algo que se sabia desde hacia varios meses por quienes trajinamos en el sistema judicial. Por eso, premonitoriamente, nuestro burro fue exonerado, no por inocente, sino por falta de pruebas, consecuenia de que todos los funcionarios judiciales le sacaron el cuerpo a la investigacion, aunque francamente en este caso no los culpo. Gracias por su comentario.

    ResponderEliminar
  18. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  19. sólo digo una cosa... Ante la duda de la Fiscalía, ¿No sería un costeño el que mató a la burra? Les dejo la inquietud... Visiten http//:colombiadigital.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Me tiré varios años traumatizándome en ese pueblo, y no fue hasta hace poco que vi la carta... juajuajua... y vivía en la calle de los juzgados, pero nunca vi un burro en la puerta.

    Y mas cosas que me se de lo bestias que son por allí...

    ResponderEliminar
  21. Cordial saludo:
    Respuesta tardia, pero valida: Ni idea si fue un costeño, porque siempre se sospechó del burro. He visitado su blog y lo seguiré haciendo. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. A anonimo:
    BUeno, en realidad nunca se pudo detener al burro, pues mi historia fue ficticia y trasladada a nuestro pais. Pero ya que ud. conoce de primera mano el lugar de los hechos, que bueno investigar en que quedó todo el asunto. Saludetes.

    ResponderEliminar