martes, 26 de septiembre de 2006

LA CORBATA Y YO

Señor:
JUEZ DE LA ELEGANCIA
Su Despacho

Soy VOPA, conocido de autos y, de manera respetuosa, me permito manifestarle que, a través de este escrito, instauro DEMANDA DE DIVORCIO contra LA CORBATA, de acuerdo con los siguientes

HECHOS:

1º.- LA CORBATA y yo nos conocimos hace varios años, gracias a que fuimos presentados por amigos y familiares que me insistían en que ella me convenía de muchas formas y que su presencia habitual cambiaria mi vida para siempre.

2º.- Desde el momento en que iniciamos nuestra relación y hasta hace poco tiempo LA CORBATA se convirtió en indispensable e inseparable para mí, hasta el punto de que no salía a ninguna parte ni asistía a ningún evento social o laboral sin su compañía, para beneplácito de mis familiares, colegas y amigos, quienes perversamente nunca ahorraron elogios para ensalzar nuestra relación y lo bien que nos veíamos juntos, ayudando así a mantener tan doloroso engaño.

3º.- A pesar de que con el tiempo empecé a sentir que nuestra relación se tornaba asfixiante, nunca la abandoné y sacrifiqué muchas horas y días en exhibirla por doquier, invirtiendo en ella ingentes sumas de dinero para mantenerla a la moda.

4º.- LA CORBATA estuvo muy ligada a mi vida profesional y se hizo practícamele indispensable en el ejercicio de mi profesión, situación esta que hoy por hoy reconozco viven dolorosamente muchos de mis colegas, quienes por conveniencia y por guardar las apariencias, aun conviven con sus respectivas corbatas.

5º.- A pesar de nuestra estrecha relación sentimental, con el tiempo y por el tiempo, que en los últimos años se ha tornado calurosísimo, nuestro vínculo se ha ido enfriando, aunque suene paradójico, de tal forma que tomé la decisión de irme alejando voluntariamente de LA CORBATA al sentir con frecuencia que nuestro contubernio me ahogaba literalmente.

6º.- A pesar del rechazo social y familiar que he sufrido por mi decisión, a las miradas desaprobadoras de colegas, clientes y funcionarios judiciales y de sufrir ciertas paranoia, en especial en restaurante elegantes, fiestas de matrimonio, audiencia judiciales y similares, he mantenido mi decisión de separarme formalmente de LA CORBATA, razón por la cual acudo a su despacho para hacerlo conforme a la ley y al derecho.

7º.- Durante nuestra larga relación no se procrearon hijos ni se ha transmitido la dependencia sicosocial entre hombre y corbata a ninguno de mis descendientes, razón por al cual no creo necesario la intervención del Defensor de Menores ni nada por el estilo.

DEMANDA:

De conformidad con las normas legales pertinentes comedidamente me permito solicitarle, Señor Juez, se sirva ordenar lo siguiente:

a.- Decretar de una vez y para siempre el divorcio entre LA CORBATA y yo, ordenando que de esta fecha en adelante podemos vivir separadamente, ella en su closet y yo en mi casa, y que por ningún motivo estemos obligados a continuar nuestra estrecha relación anterior.

b.- Ordenar a toda autoridad administrativa, judicial y policiva que de ninguna forma seré objeto de discriminación o rechazo social por cuenta de este divorcio y que quien, de alguna forma, ejerza actos discriminatorios contra el suscrito por no exhibir corbata, sea severamente sancionado.

c.- Dividir en partes iguales la colección de corbatas acumuladas durante tantos años, autorizando al suscrito a entregar la parte que me corresponde para que sirva de cola de cometas, limpión de cocina y trapo para lavar el carro, entre otros usos.

d.- Prohibir a LA CORBATA, de manera perentoria, cualquier acercamiento con el suscrito y, mucho menos, que pretenda saltarme al cuello en toda ocasión, como tiene por costumbre.

e.- Sancionar, con multas sucesivas y, en ultima instancia, con prisión perpetua, a quienes en cumpleaños, fiestas del padre y Navidad le obsequien al suscrito corbatas, corbatines y similares, autorizándome a denunciarlos inmediatamente a la Estación de Policía mas cercana, a pesar de cualquier lazo de afinidad o consanguinidad con el suscrito.

f.- En caso de reconciliación privada o pública entre LA CORBATA y yo, declarar nulo el presente proceso judicial y condenar al suscrito, por faltón, a la pena de nunca mas poder intentar nuevamente divorciarse de LA CORBATA, a pesar de las condiciones climáticas y anatómicas que pudieran impedir una fluida relación entre ambos.

MEDIOS DE PRUEBA.

Para demostrar los hechos antes narrados, sírvase, Señor Juez, citar y oír en declaración a las siguientes personas e instituciones: Padres, esposa, hijos, jueces y fiscales de Cali, colegas, clientes, clubes sociales, restaurantes caros, etc.

Anexo igualmente fotografías en donde aparece el suscrito y LA CORBATA durante diferentes épocas de nuestra vida en común.

DERECHO:

Invoco todas las normas constitucionales, legales y reglamentarias, al igual que los tratados internacionales, que facultan al ser humano, en especial al perteneciente al género masculino, a no tener que dejarse apretar el cuello de ninguna forma y bajo ninguna circunstancia, sin tener en cuenta su raza, condición social, credo religioso o estrato socioeconómico.

NOTIFICACIONES:

Al suscrito se le puede notificar en este blog.

A la demandada, señora LA CORBATA, se le puede notificar en el lado derecho del closet del suscrito.

Atentamente,


VOPA