martes, 16 de mayo de 2006

PAPÁ URIBE II


En el periódico EL TIEMPO del domingo pasado hallé un largo análisis respecto de ese fenómeno político –porque es básicamente eso- que representa la gran popularidad del Presidente Álvaro Uribe quien, pese a toda el agua sucia que le ha llovido a su gobierno en las ultimas semanas, sigue campeando en las encuestas como si nada, mientras sus rivales políticos se desdibujan o se desgastan cada vez más.

Consideraciones políticas aparte, me llamó la atención la conclusión que reiteradamente se planteaba allí, a modo de explicación, sobre el susodicho fenómeno. En uno de sus apartes decía:

“Si los historiadores escriben contarán (…) que muchos justificaban la popularidad del mandatario solo por el enamoramiento colectivo en que los colombianos cayeron al verlo todos los días en la televisión con su voz recia, mirada firme, don de mando y humildad hecha de diminutivos, como si hubieran hallado al padre que nunca tuvieron.”


Y mas adelante, en otro articulo firmado por Víctor Reyes Morris, se manifestaba:

“Pero el efecto nos es simplemente un efecto de coyuntura. Creo, hay algo más. Y es que el Presidente Uribe no solo acertó en interpretar la coyuntura sino que ha permanecido en el acierto, no exento de errores “hasta ahora todos perdonados”. Ha fungido como “padre de la nación”, de protector de los ciudadanos con su aire de patriarca de la Montaña, que no solo atiende a lo fundamental (la seguridad) sino la cotidianidad (consejos comunitarios).”


Traigo a colación estos conceptos porque en este blog, hace ya varios meses, publicamos un post planteando exactamente dicha tesis. Allí decíamos que casi todo lo que ocurre políticamente en torno a Uribe tiene un trasfondo visceral, hondamente subjetivo, derivado de esa orfandad que a diversos niveles y de diversas formas sentimos los colombianos. Por eso, por estar dentro de la orbita de los sentimientos más que de cualquier otra cosa, el fenómeno se hace inasible para la crítica o el análisis político puro.

Así que, después de ríos de tinta para tratar de darle al asunto una explicación plausible, todo parece reducido al hecho de que Álvaro Uribe es el gran papá de todos, incluso de aquellos que desde la orilla contraria le gritan, lo insultan y le tiran pedradas ideológicas de todo cuño, como díscolos adolescentes rebelados contra la autoridad paterna.

Por tanto, tocará seguir diciendo por cuatro años más, como ya lo dijimos antes: ¡Colombia, Uribe es tu papá!

16 comentarios:

  1. VOPA:

    El fenomeno "URIBE" visto desde fuera de las fronteras patrias ,adquiere visos de extraordinaria importancia,no solo la idea de "papa bueno", se pecibe como un verdadero inovador de nuestra politica, un presidente que ha cambiado la imagen que teniamos de nuestros Presidentes,alguien que dejo atras a los partidos politicos con sus atavismos y muestra a los colombianos con optimismo y seguridad el camino para lograr un futuro claro y justo.

    Uribero

    ResponderEliminar
  2. Bueno, con eso como que se explica tanto el patriarcalismo-paternalismo presidencial como el complejo de Edipo de algunos.

    Por otra parte, comparado con el Tío...estamos de malas.

    ResponderEliminar
  3. Y ahí seguiremos, viviendo de sueños, de promesas esperando que a nuestros tatatatatataranietos si les toque un mejor país.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. anonimo,
    En que pais vive Usted? Apuesto que en USA, por que desde el resto del mundo Uribe se ve como una persona mas que de derecha se percibe como alguien retrogrado y con vinculos non-santos

    ResponderEliminar
  5. Jeje.

    Tanto la incapacidad como la indiferencia con que hemos adoptado los asuntos publicos de nuestro pais ha hecho que, sin importar lo que la conciencia dicte, la gran mayoria de colombianos acepte a este señor como su "papa", y mas triste aun, acepte lo que a este señor le provoque decir o hacer.

    Alvaro Uribe gobierna el pais como si fuera el rector de un internado, en el que solo se hace lo que la maxima autoridad determine. Por eso los estudiantes, cual borregos al pastor, acatan las ordenes, hacen lo que se les dice, y no dejan el menor asomo de cuestionamiento en la forma y/o en el fondo sobre como se hacen las cosas. El decir de muchos es "por fin aparecio uno que le puso el pecho a la brisa".

    Sera que los demas colombianos estaran impedidos tanto fisica como mentalmente para participar y tomar decisiones respecto al pais que quieren?

    Muchos destacan de la gestion del presidente la recuperacion de la economia. Pero sera realmente meritorio una gestion que solo se ha limitado a hacer cumplir los dictamenes de organismos mundiales tales como el Banco Mundial y los Estados Unidos? Porque si realmente Uribe fuera ese estratega que han publicitado durante estos 4 años de patria boba, seria un gobernante pluralista, integrador, un verdadero negociador.

    Yo por lo pronto me sigo sintiendo huerfano. Pero debo darle la razon maestro, ese man es el papa que tanto huerfano estaba necesitando...

    ResponderEliminar
  6. A Uribero:
    Pues, frente a tanta emocion patriotica, solo me queda aconsejarlo que siga gritando el estribillo aquel. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. A Nigth Juan:
    De algunos? Echele una miradita a las encuestas y verá la cantidad de "edipitos" tan verraca que hay.

    ResponderEliminar
  8. A Peter Pan:
    Si, tocara seguir a la espera.

    ResponderEliminar
  9. A Pique:
    Pues, puede ser cierto lo del internado, pero eso al final revela que aqui ni siquiera teniamos rector, menos internado. Así que, como dice el viejo disco cubano, parece que "llego el comandante y mandó a parar", lo cual genera todo el descontento que quiera pero al menos hay con quien pelear, o polemizar, o echarle la culpa de todo, si quiere, pero lo hay. en eso consiste la paternidad de Uribe.

    ResponderEliminar
  10. noooooooooo!!!!
    el no se merece ese titulo tan honorifico.....
    un papá n0 quiere que sus hijos DERRAMEN sangre, no les cierra hospitales, no nos vende como lo hace con ese tratado....

    mas bien su efecto teflon se debe a la ignorancia colombiana que se dejna comprar cuando lo ven gritando y diciendo que la guerrilla será derrotada y cada vez que le grita a los soldados o que se pone un sombrero (que no le luce pá nada)o habla bin paisa..
    uribe es la expresión de la ignorancia de la turba....

    ResponderEliminar
  11. por lo visto usted es lector asiduo del periodico el pais (un periodico mediocre y uno de los mas ultra conservadores de colombia) y televidente de rcn. como en la gran mayoria, han hecho un buen trabajo en usted.

    ResponderEliminar
  12. A Cerebritos Lavados:
    Segun su opinion y los que dicen la encuestas en los resultados del proximo censo deberà salir un rubro que diga que la estupidez es una pandemia y un gravisimo problema de salud publica. Tocara a esperar a ver que pasara.

    ResponderEliminar
  13. A Angel Rojo:
    Pues, viendolo bien, puede ser. Por eso quiero pedirle el favor a su merced que me diga urgentmente que periodco lee y que canales de tv. ve para ver si me cambio a ellos y me libro de esta estupidez que me atribuye. Y por alli derecho, ya entrados en gastos, digame tambien como debo escribir y sobre que opino para parecerme mas a lo que Ud. quiere.

    ResponderEliminar
  14. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  15. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  16. yo en ningun momento llame estupido a nadie.

    le recomiendo esta pagina:

    www.allyoucanread.com

    ahi tiene mas variedad para que no se limite con el periodico el pais. de todas maneras tiene razon, cada uno es libre de leer y de opinar lo que se le da la gana. lo que se me hace excesivo es cuando la gente profesa tanto furor hacia uribe, esta bien que alguien tenga sus seguidores, pero tanto afecto es comparable al de los adolescentes hacia la estrella de turno, que puede tener cero talento, pero que sale hasta en la sopa. pero en todo caso, tambien, cada uno puede tener el idolo que se le de la gana, por el motivo que sea.

    cordial saludo

    ResponderEliminar