jueves, 11 de mayo de 2006

MIS DOS RAZONES

Didier es mi amigo. Lo conozco desde hacer varios años y nunca deja de sorprenderme todas las cosas que es capaz de hacer. Trabaja en una prestigiosa empresa de Cali en donde realiza tantas funciones y tiene tantas responsabilidades que me aterra que no le paguen mas de lo que gana. Sin embargo, se que ama su trabajo y sus jefes y compañeros lo aprecian realmente. Todos los días sube y baja de buses, con sus prótesis y muletas a cuestas, en donde nadie le tiene mayor consideración y, para llegar a su sitio de trabajo, debe caminar un largo trecho en una loma imposible al final del empinado barrio San Antonio. Es un gomoso de los computadores, que conoce y maneja como experto y, en sus ratos libres, que pese a todo también tiene y disfruta, toca muy bien la guitarra y compone canciones. Además, responde económica y afectivamente por su pequeña hija y por su anciana madre, con quienes vive y a quienes cuida con dedicación y esmero. Otra cosa que hace, claro, es escribir en un interesante blog.

Sin embargo, nada ni nadie apostaba por que este hombre ejemplar tuviera una vida normal y productiva. Desde el mismo embarazo su madre, una mujer pobre, abandonada y sin mayores recursos, sabia que él nacería con una grave deformidad física: Sin las dos piernas y sin algunos dedos en sus manos. No obstante, cuando todo la autorizaba para deshacerse del feto deforme, nunca dudó en tenerlo, en criarlo de la mejor forma posible y en darle, en resumen, la oportunidad de vivir. De alguna forma ahora, cuando está anciana y necesita quien esté con ella, al menos haciéndole compañía en la etapa final de su vida, ese hijo que a los ojos de los demás estaba destinado a ser una insoportable carga, la sostiene, la cuida y le agradece todos los días de su vida la oportunidad que le dio de vivir.

Maria Fernanda es la ternura personificada. Así se lo digo a mi amigo Kiko cada vez que lo visito en su pequeño restaurante. Se que cuando él sonríe y la mira con sus ojos de padre amoroso me da la razón. Casi siempre está junto a mi amigo, abrazándolo, besándolo, riendo con él. Y es inevitable reír con ellos, es simplemente contagioso, porque hay tanto amor que da envidia. Y eso que me considero experto en ternuras pues tengo en mi casa dos lindas niñas y un hermoso bebe de ocho meses, que me la proporcionan en sobredosis. Por eso, cuando Maria Fernanda, espontánea, también me abraza y me besa en la mejilla, no puedo evitar estremecerme: Yo también la amo.

La madre de Maria Fernanda supo que su bebita tenía una deformación congénita a la mitad del embarazo. Su medico le explico a fondo el tema y le pintó de la manera mas descarnada posible el drama en el que se convertiría su vida por la incapacidad de su hija para “vivir normalmente”. Incluso le insinúo que podría ayudarle si ella tomaba otra determinación distinta a la de permitir su nacimiento. Ella, llorando y conmocionada por la noticia, rechazó de plano esa posibilidad y salió a la carrera del consultorio. Entre ella y su esposo lo decidieron: La niña nacería. Y nació, y a pesar del síndrome de Down que la aqueja fue desde ese mismo instante la alegría de sus padres. Incluso lo fue cuando tres años después la madre moriría, dejando a Kiko desolado y con una hija incapacitada a cargo. Y lo es ahora, aun a sabiendas que su pequeña no tendrá una vida de esas que llaman normal. Mi amigo compensa su soledad y el dolor recurrente que a veces le invade por la ausencia de su compañera, con esa niña preciosa que siempre está riendo, que lo ama intensamente y que lo acompaña todos los días cuando baja a atender su restaurante. No concibe la vida sin ella.

Solo menciono estos dos casos porque los conozco de cerca. No se si estadísticamente son dos en cien, en mil o en mil millones de casos, pero así ellos dos fueran únicos sobre el planeta, solo por ellos jamás, nunca jamás, estaré de acuerdo con ninguna clase de aborto.

Por eso simplemente digo: ¡Señor, perdónanos porque seguimos sin saber lo que hacemos!

26 comentarios:

  1. Yo veo dos factores en común en sus historias: en ambos las madres "eligieron". (entre comillas porque igual no tenían alternativa a la luz de la ley). Ahora la ley les da la opción de elegir ... aunque sólo en casos excepcionales.

    Es, ha sido y será elección de las madres al fin y al cabo ... ellas sabrán que hacen con su conciencia con las decisiones que tomen. La diferencia entre antes y ahora es que ya tienen alternativas legales ... no veo mayor misterio.

    ResponderEliminar
  2. Sin intensión de controversia, estoy de acuerdo con Patton respecto de que la única persona que puede decidir al respecto es la madre. Obviamente, los casos expuestos por Vopa en este post son sólo dos de millones que se suceden yahí es donde entra la encrucijada, los sentimientos encontrados.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Toca usted un tema interensante y complicado y me gusta la forma de abordarlo. Dificil, dificil tomar una posicion clara en este asunto. Hay que saber que esto mezcla religion y valores. Si se mira desde el plano religioso, el aborto simplemente sera visto como un pecado y algo que no se debe hacer. Si se mira de la parte de los valores que pueda tener una persona independientemente de la religion, el negarle la vida a unj ser pone un problema serio. Yo pienso que todo depende del caso y de la madre, si se trata de una violacion le doy razon a la madre de querer abortarlo solo ella sabe lo que siente y significaria este hijo, en este caso pienso que la decision de la madre esta por encima de la religion y el seguir ciertos valores.
    Seguire con la continuacion del comentario despues.

    ResponderEliminar
  4. En nuestro eterna busqueda por encontrarle el derecho a una vida sin penas, traumas y sufrimientos, no será que estaremos metiendo las chanclas?

    No se, una parte de mi dice que las razones de la mujer son validas... pero otras me dicen que la vida humana no tiene precio...

    La responsabilidad es tremenda, velar por la vida con una ley que la quita.

    ResponderEliminar
  5. A Patton:
    Curiosamente en este asunto del aborto todos tienen opinion y opcion: La Corte, el Gobierno, losmedios, las madres, Ud. y yo. Sin embargo el que pide pista para nacer no tiene ni lo uno ni lo otro. Le recuerdo que ud. y yo fuimos embriones, fetos y bees y estamos vivis y contando el cuento solo porque alguien respetó nuestro derecho a nacer. Conoce alguien ese derecho? Parece que no, pero es comprensible: Como ya nacimos y estamos vivos, los demas, que se frieguen, quien los manda a ser engendrados por violacion, o por padres enfermos o en mujeres en riesgo.

    ResponderEliminar
  6. A Peter Pan:
    Tiene ud. razon: La unica que puede decidir es la madre, porque al feto le es imposible y no tiene a nadie que hable por él porque a la unica persona que podria defender su vida ahora se le aborga el derecho a matarlo sin mayor problema.

    ResponderEliminar
  7. A Contra el racismo:
    Aunque moral y religon a veces se funden en una sola cosa, he querido sustraer el asunto a lo realmente importnate: La conciencia de que estamos hablando de seres humanos, que tienen la opcion de vivir como la tuvimos nosotros. El enfoque de pecado, si bien es cierto, tendrá un ajuste de cuentas distinto, mas alla de la justicia humana, y gracias a Dios por eso.

    ResponderEliminar
  8. A Padrino José:
    Mijo, me temo que las metimos hace rato, además porque esta es solo la grieta en el dique de lo que vendrá en el futuro. Como si en Colombia necesitaramos mas razones para negar la vida...

    ResponderEliminar
  9. En el caso de un embarazo no deseado, estaria en contra del aborto.
    Cuando se da una situacion como la de su amigo yo pienso que depende de los padres, existen personas como su amigo que a pesar de las dificultades estan dispuestos a traer un hijo con problemas fisicos o mentales al mundo, mientras que otros no tienen la fuerza necesaria para enfrentar esta situacion y pienso que es comprensible y no criticable.
    Yo pienso que se debe dejar a un lado la religion y sobre todo que esta esta no intervenga en este caso, como lo hizo la iglesia catolica al amenazar de excomulgar a quienes participen en un aborto.

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que la del aborto es la discusión más falseada que hay: por mucha pasión que se le ponga, no conozco a nadie que esté a favor del aborto. ¿Se está decidiendo cometer abortos? Lo que hay es un gran sector social dispuesto a seguir con la persecución de las que abortan, aunque hayan sido violadas, vayan a dar a luz a una persona desgraciada (según su evaluación) o pongan en riesgo su propia vida. Pero ¿es que con esa actitud consiguen que haya menos abortos?

    No se trata del aborto sino de la libertad de las madres. Para que haya menos abortos hay que promover el condón, la planificación, la educación sexual, la cultura de la responsabilidad. En un ambiente de menos tolerancia ante la pretensión de gobernar las vidas ajenas habría menos abortos. Pero a los prohibicionistas no les importa que haya menos abortos ni menos muertes de madres, sino que haya un pretexto para castigarlas o mantenerlas amedrentadas.

    Y lo extraño ante todo eso es que, tal vez por reacción ante tanto disparate, ninguno de los partidarios de ampliar la despenalización plantea lo que sería una salida. Una ley de plazos que autorizara el aborto a unas ocho o diez semanas. La discusión sobre si un cigoto es una persona es el disfraz de un conjunto ideológico más bien horrible. A mí me parece que un feto de siete meses es casi una persona y que tolerar un aborto en esas condiciones es casi como tolerar un asesinato, pero yendo hacia el otro extremo, ¿por qué tolerar que se queden sin oportunidad tantos espermatozoides y óvulos de las personas célibes? ¿No será también una forma de asesinato?

    El que crea que el embrión es una persona puede mantener su punto de vista sin necesidad de dedicar sus esfuerzos a combatir la ley: hay miles de campos en los que podría trabajar para impedir los abortos (yo preferiría impedir los embarazos no deseados, pero es porque valoro la libertad humana, que es lo que en realidad combaten los "provida").

    ResponderEliminar
  11. "señor perdonanos porque seguimos sin saber que es lo que hacemos"

    Yo creo que lo que estamos haciendo, metiendome un poco en los terrenos escabrosos de la religión, es promoviendo el libre albedrío. Y si alguién ha de castigar el aborto, no será el hombre sino Dios y eso me parece bien.

    Por eso estoy de acuerdo con la decisión de la corte constitucional. Porque es la madre quien con su formación moral, religiosa, ética o que se yo es quien debe decidir que hacer.

    En ningún momento la ley está obligando a las madres que estén en estas situaciones a que aborten.
    Entonces cual es el problema?

    El tema del aborto siempre sera delicado y controversial...

    Una pequeña reflexión al respecto es cuando la ley obliga en los anuncios de cigarrillos a decir "el tabaco es nocivo para la salud"... ¿será que eso le importa a los consumidores de cigarrillo? Creo que la decisión de fumar la toma cada persona, no la ley.

    ResponderEliminar
  12. por ejemplo, si una mujer es violada, y queda en embarazo, su hijo siempre le recordara de alguna forma como fue concebido.

    conozco una pareja, dos jovenes bonitos, de 20 años, que tienen una niña preciosa, de seis meses. sin embargo, nunca sonrien y la expresion que tienen todo el tiempo es como si estuvieran pensando ¿por qué?

    ResponderEliminar
  13. Victor, nos vemos con la blogocosa el sabado 20 en san antonio. Revisa correo.

    Sobre el artículo, es realmente bello. Pero creo que tus razones son afectos, no razones.

    Como le dije a Didier en su espacio, pienso que la ley no decidió nada cuando él nació. Creo que fue Mayo, la única que pudo tomar esa decisión, ley o no.

    Vos mismo lo decís: "nunca dudó en tenerlo, en criarlo de la mejor forma posible y en darle, en resumen, la oportunidad de vivir".

    Mujeres como ella, no quedan muchas. Sin embargo, déjale a todas las mujeres la posibilidad de elegir, aunque esa elección no sea tan noble como la que Mayo tomó.

    ResponderEliminar
  14. creo que ya casi todo está dicho (con todo y que, como siempre, difiero de usted en estos temas). sin embargo, quisiera apuntar algunas cosas:
    1) el derecho a nacer se justifica como antesala del derecho a la vida, es éste en potencia. sin embargo, el derecho de la mujer a disponer sobre su cuerpo es un derecho de una persona en acto, es el de una persona de la cual no se duda de su condición humana.

    2) la religión sólo puede legislar la vida privada; y así debe ser. el aborto -la opción de la mujer- debe ser privado. creo que la vida en acto vale más que la vida en potencia, y que esa vida en acto tiene derechos que deben ser tomados como opciones y no como obligaciones. el optar por algo siempre es ua actividad privada.

    3) cuando pedro rubiano dice que "yo no le puedo dar por la cabeza a otro por salvarme yo"; olvida preguntarse a cuántos les da por la cabeza por no darle a otro. el caso de la mujer que tiene cancer en los ovarios, que esta desahuciada porque no le permitieron abortar y que va a dejar a 3 o 4 niños huerfanos me parece patético.

    igual yo no abortaría si fuera mujer, y no lo consentiría. pero esa es mi legislación privada; y en ese sentido saludo el fallo de la corte porque parece entender que no todo puede ser legislado "desde arriba" como en la inquisición, que la gente tiene derecho a elegir. además todo depende de donde se le mire, como dijo rana sus razones son afectos y el hecho de que ud. y muchas personas puedan sentir esa clase de cosas no hace sino reafirmar que la posición respecto al aborto es tan privada como respetable en todos los casos. un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. A Contra el Racismo (2):
    Estoy de acuerdo que lo peor que le puede psara al debate sobre este tema es un monseñor disparando excomuniones a diestra y siniestra. En mi caso particular pienso que quien es creyente tiene una frontera moral inquebrantable en las leyes de Dios y si esas leyes no le son suficientes entonces tiene la posiblidad de optar por lo que los demas le dicen que es bueno. La misma Biblia dice que nos fue dada la facultad de escoger entre lo bueno y lo malo: Es lo que se llama Libre Albedrio.

    ResponderEliminar
  16. A Jaime Ruiz:
    Coincido con Ud. en que la discusion de este tema es farisaica, de dientes para fuera, porque muchos han abortado o han promovido alguna vez el aborto solo por la inconveinecia de traer un hijo al mundo (nada de violaciones ni de enfermedades mortales o inviables). Peresecusión contra las que abortan? No lo creo. Como abogado penalista no conozco ningun caso ni a nadie que conozca alguno de condena a una mujer por un aborto. No digo que no lo exista pero son cantidades infimas, estadisticamente despreciables. Así que ese argumento siempre me ha sonado a cuento. Pero coindico pelamente con ud. cuando habla de la preencion como verdadera batalla contra el aborto. Por qué el Estado, en vez de anvcalocarse con este tema en el enfoque actual no prmueve lyes y aparta presupuesto para educar a la mujer, para promover metodos de planificación efectivos, para promover y facilitar la adopcion (no es justo que mientras pueblos enteros en Europa se mueren de viejos, sin niños, por acá los matemos sin darles la opcion de ser adoptados). Sin embargo, escogemos lo mas facil: Deshacernos del problema en vez de enfrentarlo por otras vías. De todas formas me temo que con este fallo no va a pasar nada, como nada paso con el que autorizo la dosis minima de droga. El aborto seguirá siendo un problema de conciencia y, cuando la tenemos sucia, se seguirá escondiendo lo que se haga con ella o contra ella.

    ResponderEliminar
  17. A Nitoxx:
    Los caminos de la religión pueden ser escabrosos, pero los del Señor son muy claros; por eso es que no nos gustan, nos parece mejor las ambiguedades de la ley y el derecho en donde podemos escondernos, parapetarnos para seguir haciendo lo que todo el mundo nos dice que hagamos: Lo que nos venga en gana. Cada vez la ley se adapta mas al individuo que al conjunto social, cada vez es mas de coyuntura antes que de vision o perspectiva; cada vez la moral corre cada vez mas y mas sus cercas para que todos corramos la de nuestros valores esenciales. Pero, sabe una cosa, cuando Ud. dice que la ley de Dios sea la que se encargue del asunto es probablemente la mejor expresion de que no sabemos lo que hacemos porque se dice porque se ignora cual es el verdadero castigo fisico y espiritual que esta planteado para esos casos. Probablemente todos piensan que es la excomunion de los obispos. Ojala fuera solo eso.

    ResponderEliminar
  18. A Angel Rojo:
    Claro, en estos casos nadie dice que es para sentirse dichoso, pero acaso no existe el recurso de la adopcion? Se consigue el mismo efecto del aborto, porque la madre no veria al hijo que le recuerda la desgracia y, de paso, le daria la opcion a esa criatura, que no le pidio a nadie nacer de ese modo, de tener una opcion de vida a través de alguien que, sin saber o sin importarle esa circunstancia, lo va a amar. Pero no, la opcion que le da la ley es deshacerse del niño.

    ResponderEliminar
  19. A Rana:
    Te recuerdo que no se expidió una ley sino un fallo judicial y que cinco tipos, con cuatro en contra y un voto en blanco, decideron por todos nostros, no que se autoriza el aborto en general sino que, a pesar de seguir sindo delito, no tiene pena de carcel ni de ningun otro tipo. Bajo esa perspectiva no me siento representado en esa decisión, ni tampoco a la mayoria de las mujeres que, lejos de los centros de opinión politica y juridica, tienen a sus hijos porque entienden muy bien su papel de dadoras de vida. Ahora, me temo, vendran las triquiñuelas de las niñas bien que, embarazadas por error, se einventaran las violaciones o las enfermedades congenitas para lograr que les hagan los abortos en las clinicas estrato 6. Esa es la verdadera puerta que se abrió.

    ResponderEliminar
  20. A Jose:
    Ud. me da la razón cuando dice que lo que se impone es una esepcie de derecho privado, individual, no colectivo. Extraño que a nombre que dizque de un probelma de salud publica, como el aborto, se opte por una solucion juridica que depende de la esfera privada de la mujer. Las cifras dicen, aunque no hay que creerles mucho, que solo se dan 40000 casos como los que contempla el fallo, contra mas de 300000 que se produecen solo porque la mujer decide no tener al hijo, sin mas razones que su propio albedrio. Asi que el probelma mayor sigue inclume, pero se le dio a la mujer potetad divina para decidir sobre la vida de su hijo. Se nos olvida, aunque ya lo dije antes, que todos fuimos celulas antes de ser seres completos y que la vida es un proceso en el cual cada etapa es necesaria para llegar a otra. O es que acaso Ud. nacio con cedula? Por qué negarle a otro la posiblidad de nacer solo porque esta en una etapa en la todos estuvimos y se nos dio la posibilidad de continuar el proceso hasta ahora?

    ResponderEliminar
  21. mmm, este tema genera muchos debates. algunos diran, "es una criatura indefensa, no tiene la culpa" pero no olvidemos una cosa: por ejemplo en caso de violacion, y resulta un niño, el tiene la mitad de los genes de la madre, y la mitad de los del violador. asi digan lo que digan, geneticamente el niño es la mitad del violador.

    ResponderEliminar
  22. Vopa, las ninas bien como las llama, no necesitan inventar nada, el tener acceso a un aborto en condiciones medicas aceptables ha sido algo que se ha dado por anos en Cali, y solo ha sido cuestion de dinero...y lo seguira siendo.
    Ahora, es muy facil rechazar el aborto y rasgarse las vestiduras y hablar duro y con doble moral...cuando se ese hombre.

    ResponderEliminar
  23. A Anonimo:
    Igual que las hijas e hijos de los ladrones, prostitutas, corruptos, homicidas, etc. Será esa la otra mitad de la identidad nacional? No esperemos que tambien lo sean, entonces ¿los matamos a todos desde el mismo vientre materno para evitarnos tales lacras?

    ResponderEliminar
  24. A Stirer:
    Noto que al final de casi todos sus cuestionamientos existe un transfondo sexista. Es que los hombres no podemos o no tenemos nada que decir sobre el aborto? No fueron hombres los magistrados que dieron el fallo? No son hombres los que intervienen en el acto de procreacion? Me parece que reducirlo todo a eso es simplista y me parece que tiene Ud. mejores argumentos sobre el tema. Doble moral? No, porque hasta ahora vivo en consonancia con lo que pienso y creo. Rasgarme las vestiduras? Veulo al punto: Mi opinion esta plasmada en lo escrito y sigo con las vestiduras intactas, porque aunque me da pena la situacion de lo que se viene, tampoco tengo la posiblidad de juzgar a nadie, y si la tuviera, no lo haria.

    ResponderEliminar
  25. vopa no es sexista para nada,lo que pasa es que las unicas que pueden parir son las personas de genero femenino mas conocidas como mujeres ;) y si se lee bien a Usted mismo notara que sus vestiduras estas rasgadas

    ResponderEliminar
  26. que tal. yo creo que el problema mayor no es de salud pública, aunque también lo haya y aunque no se solucione con el fallo, como ud bien anota. el problema es de derechos, del derecho de tomar una decisiones que para algunas personas es legítima y que de hecho las personas toman todos los días.

    insisto: el problema del aborto es un problema de la vida privada de la mujer y de su familia. todo lo que se argumente a favor o en contra del aborto (no de la legalización) son sentimientos, y en ese sentido no es sano ni útil pelear contra eso. un abrazo.

    ResponderEliminar