lunes, 30 de mayo de 2005

DESDE CALI (2)

Pero, realmente cómo se llegó a esta situacion?
No es un secreto que en Cali, desde finales de los 70 y comienzos de los 80 se dio el nacimiento de una nueva clase de orgnización delictiva en torno, al comienzo, de la marihuana, y despues, de la cocaina, reflejo fiel de lo que pasaba en casi todo el paìs. Colombia fue (es) lugar de paso de la droga exportada por Bolivia y Perú, especializándose las nacientes mafias en el tranporte hacia los Estados Unidos, en donde florecia el consumo desmedido de sustancias sicotrópicas bajo el influjo del hippismo y de la sicodelia de esos años.
En Cali se forjaron grandes familias mafiosas que, conservando un bajo perfil, se enriquecieron de una manera nunca antes vista. Antiguos ladrones, secuestradores, raterillos, contrabandistas y otras especies similares dejaron sus iniciales actividades ilicitas y se enrolaron en la bonanza de la coca. Muchos de ellos, amparados por la corrupción de la policia local y la de los mismos Estados Unidos, viajaban como Pedro por su casa a Miami, Nueva York. etc., trayendo consigo millones de dolares y nuevos parámetros de riqueza: mansiones deslumbrantes, el gusto por carros lujosos, mujeres voluptuosas, ropa fina y muebles importados. Al igual se dio el sello que mas los distinguía: la bisuteria de oro y joyas por doquier, tanto en hombres como en mujeres.
Toda esta parfernalia creo nuevos hitos sociales. La generacion caleña de esa epoca, y todas las subsiguientes, deslumbradas por toda esa riqueza, ostentada impudicamente, decidieron adoptar como propia esa forma de vida, abandonando definitivamente los antiguos valores de prosperidad a través de la educacion y del trabajo honesto, que ahora parecian cosa de viejos y fracasados.
Cali, como otras ciudades del país, se inundó, de la noche a la mañana, de narcotoyotas, hombres armados y peligrosos, discotecas lujosas donde se exhibian mujeres moldeadas a punta de cirugia plastica y, sobre todo, de dinero, mucho dinero, salido de fuentes tan dudosas como abundantes. Eran vox populi las legendarias riquezas y andanzas de los Rodriguez, los Santacruz, los Pacho Herrera y otros nombres que fueron ascendiendo en poder y riqueza a medida que avanzaban los años...

DESDE CALI

Es realmente increible lo que pasa en esta ciudad, otrora apacible y hermosa. Nadie sabe a ciencia cierta cual es la causa real del deterioro fisico y, sobre todo, moral de Cali, pero es un hecho innegable.
Desde hace ya varios años empezó un fenómeno de declinación que ha contagiado todas las esferas de la ciudad, alcanzando incluso el ambito de la autoridad que ahora revela una total impotencia para sacar a Cali de su presente marasmo.
Es particularmente notoria la atmosfera gradual de violencia presente en casi todos los sectores sociales, los que la ha convertido paulatinamente en una de las ciudades mas violentas del mundo. El estilo mafioso de ajuste de cuentas se encuentra presente en todas partes, desde el fenomeno de las pandillas de los barrios populares hasta los negocios de la gente bien, quienes no dudan, unos y otros, en acudir a sicarios y oficinas de cobro para cobrar deudas o vengar afrentas personales.
La intolerancia es plato de cada día. Hace pocos meses murieron en seguidilla mas de veinte abogados penalistas, asesinados por sicarios, y nadie dijo nada. Un inmigrante ecuatoriano fue descuartizado sin causa aparente, y nadie dijo o investigó nada. En el año 2.005 los funcionarios municipales se regocijaban porque el dia de la madre solo hubo 8 o 9 homicidios, pero no contaron en sus informes los mas de 40 heridos que llegaron a los centros hospitalarios.
Es un fenomeno de increible violencia destructiva, de deterioro alarmante de la seguridad ciudadana. Todos vemos con impotencia como nuestra vida y la de nuestras familias es arriesgada dia a dia en cualquier lugar en donde estemos: la casa, el trabajo, la calle...